Facebook pule y pone a punto su plataforma parecida a Adsense

Durante los últimos meses varios movimientos de Facebook hacían pensar – y casi asegurar a futuro inmediato – que la red social iba a hacer un cambio en cómo vende publicidad para ser más efectiva a la hora de conseguir más ingresos.

A principios de verano, la red social modificaba cómo servía publicidad y, en vez de basarse únicamente en los gustos manifiestos del usuario (lo que había dicho que le gustaba y lo que no), empezaba a seguir su navegación en red para averiguar qué le gusta de verdad (esas cosas que no están en los me gusta). A través de Facebook Exchange, las empresas iban a empezar a poder pujar por palabras clave, algo que ya le había dado mucho éxito a empresas como Google. Un análisis de la navegación demostraba, unos meses después, que Facebook ya está ‘espiando’ lo que vemos en la red, algo que por otra parte ya hacen muchas empresas que venden publicidad en internet.

La compañía estaba entonces estudiando cómo vender nuevos formatos publicitarios, como por ejemplo la venta de segmentación teniendo en cuenta el teléfono del usuario o su dirección de correo electrónico y los gustos no manifiestos en Facebook. “Estamos trabajando en hacer más sencillo a los vendedores el llegar a la gente adecuada en el momento y en el lugar correctos“, explicaba entonces a The Wall Street Journal uno de los portavoces de la firma.

Los últimos cambios en las condiciones de uso de la red social serían ahora una confirmación de la llegada de un nuevo servicio publicitario: una red de anuncios que pondría la publicidad de Facebook (es decir, gestionada por la red social) fuera de Facebook. El servicio sería una suerte de Adsense, el conocido mercado publicitario de Google, pero propio de la compañía. El advenimiento de esta herramienta se puede dar prácticamente por hecho, ya que en uno de los nuevos términos de uso se expone claramente que Facebook se reserva el derecho de servir publicidad fuera de los límites de la red social, tal y como recoge BusinessWeek.

La red social podría, por tanto, permitir a terceros servir publicidad de ellos, para lo que contaría con una potente herramienta de segmentación. Facebook conoce a sus usuarios (300 millones, repartidos por todos el mundo) mejor que muchos otros servicios, gracias al uso personal y cerrado que sus afiliados hacen de sus servicios. En Facebook, los usuarios conectan con su mundo real y se muestran bastante próximos a como son en realidad. La gran pregunta es la de saber si todos estos datos son mucho más fieles a la realidad de los usuarios que los que haya podido conseguir Google.

Con un servicio así, estima el medio económico, Facebook podría dar el salto de los 5.000 millones de dólares en ingresos a los 10.000 y mantener contentos a los inversores.

Con informacion de: ticbeat.com

 

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook