El (“year off” o “gap year”) o año sabático antes de entrar en la Universidad cobra fuerza en EEUU

¡Enhorabuena, has sido admitido! Ahora, vete por ahí”. En EEUU el año sabático (“year off” o “gap year”) está consiguiendo tanta popularidad que universidades como el prestigioso MIT (Massachusetts Institute of Technology), Harvard o Princeton están adoptando formalmente políticas de aplazamiento de la admisión de sus alumnos. De esta manera, muchos jóvenes están tomando la decisión de viajar durante un año, por ejemplo a enseñar inglés en una pequeña comunidad de Vietnam, a echar una mano en la implantación de energía solar en una aldea de Kenya o ayudar en la reforestación de parte de la selva amazónica en Ecuador.

Un gap year es, en primer lugar un viaje. Es decir, nada de lo que hagas en el patio de tu casa o aledaños es un gap year. Y en cuanto a la duración, puede ser de un año, pero lo más habitual es que sean periodos más cortos, de semanas o meses. Lo que hace distinto a los gap years del resto de vaiejs es su enfoque hacia la experiencia, la vivencia y el aprendizaje. Estos son los principios que los diferencian del turismo. Un gap year es un cambio momentáneo de paisaje, de rutina, de rol, de chip. Un gap year te sirve para desconectar de tu mundo, para vivir otra vida, conocer a otras personas y para explorar otras formas de ser de ti mismo.

Según el ‘Higher Education Research Institute’ de la UCLA, un 1.2% de los alumnos admitidos en las Universidades estadounidenses postponen su primer año. Se trata de una cifra muy pequeña, pero se asegura que está creciendo a un ritmo constante durante los últimos años, tanto que en ese país se están popularizando las denominadas ‘Gap Year Fairs‘, ferias donde organizaciones intentan ayudar a los jóvenes a tomar una decisión sobre el destino que mejor se ajuste a sus inquietudes: solidaridad, impartir clases, crecimiento personal, asistir a cursos, simplemente viajar, …

Una generación de jóvenes de entre 18 y 30 años está viajando a otros países para reflexionar sobre su futuro, encontrarse a ellos mismos y decidir qué camino seguir a la vez que adquieren experiencia profesional, entienden cómo funciona nuestro planeta y comenzar a respetar las diferentes realidades, una cualidad que muchas veces es echada en falta de la sociedad estadounidense. Sin duda, es un año para aprenden de la experiencia de conocer otras culturas, de otras formas de ver el mundo, y tener la posibilidad de comenzar un nuevo proyecto a partir de todos estos conocimientos (no sería la primera vez que grandes iniciativas nacen durante o después de un año sabático).

Los estadounidenses no han sido los primeros seguidores del año sabático, y es que los jóvenes australianos, británicos o daneses llevan décadas recorriendo multitud de países para ampliar sus conocimientos y madurar antes de comenzar la Universidad. En nuestro país, el año sabático apenas tiene seguidores, y es que nuestro sistema educativo (basado en la obtención de un empleo y no de la formación de personas críticas y creativas) no deja lugar a “perder dinero” durante un año.

Y es que un año sabático puede llegar a costar entre 10.000 y 30.000 dólares, sobre todo teniendo en cuenta los gastos de los viajes y el alojamiento. Sin embargo, existen varias posibilidades de rebajar esta cantidad si se toma la decisión de obtener un trabajo remunerado en el lugar o lugares que visitemos, o tomando parte en un programa que nos facilite alojamiento y comida a cambio de nuestra colaboración y esfuerzo (aunque a veces haya que pagar,

Año Sabático

Y ahí es donde entran en juego los sitios web que nos ayudan a localizar estos programas que nos permitan estar varios meses en ciertos lugares de planeta reduciendo los gastos, y que viven en el límite de los voluntariados y trabajos poco remunerados.

  • gapyear.com, Real Gap y i-to-i son tres directorios en inglés con cientos de ideas (voluntariado, trabajos) para tu año sabático. Hay que pagar por la mayoría de los programas, pero nos muestra listados de organizaciones que necesitan ‘voluntarios’ para trabajar con niños en Kenya o India o dar clases de inglés en monsterios budistas del Nepal
  • Workaway es un sitio web que está consiguiendo bastante popularidad durante los últimos años, y une a personas que quieren viajar con otras que ofrecen alojamiento y comida a cambio de ayuda. Por ejemplo, esta familia de Zambia nos deja estar en su casa si les echamos una mano llevando a sus hijos al colegio y con sus deberes.
  • Sabática, una de las referencias en castellano para los años sabáticos, con multitud de recursos sobre educación, formación o prácticas.Sin duda, contar con un porcentaje de jóvenes que hayan viajado y trabajado antes de entrar en la Universidad es una riqueza para una sociedad, que contará con personas más maduras y con una alta capacidad de ver más puntos de vista.Año Sabático

    Algunas de las fotos utilizadas en este post tienen algunos derechos reservados y están publicados bajo licencia ‘Creative Commons’. Incluímos los enlaces a las fuentes: [1], [2], [3].

Con informacion de http://overbook.in

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook