Discos NAS: organiza y distribuye tu información

Si antes disponíamos de un solo ordenador para toda la familia, en el que se guardaba la información y era el único punto de consulta, ahora es frecuente que cada miembro disponga de su propio equipo, incluso de su propio móvil con capacidades multimedia o de una tableta.

A esto hay que sumar que las televisiones se han convertido en un pequeño centro multimedia y que las videoconsolas, PlayStation 3, Xbox 360, disponen de las capacidades multimedia que podamos necesitar.

Con tantos dispositivos, es difícil tener disponible nuestra información de forma centralizada, con lo que la solución pasa por una unidad de almacenamiento de red que sea accesible al mismo tiempo por todos los sistemas. Se trata de la forma más eficiente de conservar y compartir información.

No solo dentro de casa

Acceder a los datos desde nuestro hogar no cubre todos los casos y circunstancias en los que podemos necesitar información. Por ejemplo, es posible que, fuera de casa, nos acordemos de aquel fichero que tenemos almacenado y que ahora necesitamos con urgencia. Las memorias USB pueden ayudarnos si somos lo bastante precavidos, pero, por razones obvias, nos será imposible mantener una copia de todo el contenido de nuestro disco NAS. Por ello, la solución llega de mano de La Nube.

Casi todos los fabricantes de NAS han optado por dar un valor añadido a sus discos, de forma que podamos acceder a ellos a través de la Red. Existen dos formas de hacerlo. La primera es comunicando directamente con estas unidades, para lo que deberemos conocer su dirección IP y configurar los puertos de nuestro router, de forma que podamos contactar con ellas. La segunda es a través de servicios web ofrecidos por el fabricante, que facilitarán esta tarea, incorporando además una capa de seguridad y una interfaz gráfica para ayudar al usuario.

 

Protege tus datos

Almacenar toda nuestra información en un mismo lugar y abrir el acceso a ella a través de la red local, e incluso a través de Internet, conlleva una dosis de riesgo. Por ello, debemos entender bien la seguridad de nuestro disco y minimizar los peligros.

En primer lugar, es necesario saber que la mayoría de discos analizados, a pesar de tener distintas interfaces, siguen unos mismos principios: nos permiten crear dos tipos de áreas compartidas, públicas y privadas. Las primeras permiten el acceso y modificación de la información a cualquier persona que se encuentre dentro de la red, es decir, cualquiera que se conecte físicamente mediante un cable Ethernet o que acceda a través de WiFi puede disponer de los mismos libremente.

Es por ello que la integridad de nuestros datos está ligada directamente a la fortaleza de la seguridad de nuestra red inalámbrica. Es muy recomendable seguir una serie de recomendaciones básicas, como utilizar un cifrado WPA y, si nuestro router lo permite, realizar un filtrado de direcciones MAC, para que solo los dispositivos autorizados puedan acceder a la red.

Por otra parte, para aquella información que no deseamos poner al alcance de todo el mundo, crearemos un área privada. Esta está normalmente ligada a un usuario o grupo de usuarios, que pueden tener distintos niveles de accesoa la misma: lectura, escritura y modificación. Este es el lugar donde debemos guardar cualquier información personal, e incluso podemos crear distintas áreas, con distintas reglas para cada miembro de nuestra familia.

Número de bahías

Con los discos NAS, es posible hacer una gran distinción entre aquellos que disponen de una sola bahía y los que disponen de más de una, normalmente múltiplos de dos. Cuando sedispone de varias bahías, es posible conectar varios discos y configurarlos en forma de RAID. Esta configuración da la posibilidad de combinarlos en una sola unidad lógica, de forma que los datos se almacenen de manera redundante o distribuida.

Los niveles de RAID más comunes son: RAID 0 o volumen dividido, que distribuye los datos entre ambos discos sin almacenar información de paridad, e incrementa el rendimiento; y RAID 1 o espejo, que crea una copia exacta de los datos en ambos discos; además, dependiendo de la controladora, pueden incrementar el rendimiento de lectura, pero nunca el de escritura.

Los discos analizados en esta comparativa disponen de un máximo de dos bahías, pudiendo configurarlos en forma de RAID 0 y RAID 1, dependiendo del modelo y de nuestras preferencias.

Comparativa NAS Intro 3

La elección del tipo de RAID depende de nuestras necesidades de seguridad

Multimedia y streaming

Por último, una de las características que debemos buscar siempre en un disco de red es la capacidad de compartir la información a modo de servidor multimedia. Esto quiere decir que dispositivos de consumo, como reproductores de Blu-ray Disc, televisiones o videoconsolas, podrán acceder a ellos a través de una serie de protocolos, siendo el más extendido el estándar DLNA, aunque existen otras opciones, como Bonjour, del que es propietario de Apple.

Normalmente, encontraremos una sección de configuración, dentro de la interfaz web del dispositivo, donde podremos escanear el disco en busca de fotografías, vídeo y audio susceptibles de ser distribuidos a la red. Una vez que estos ficheros están siendo transmitidos, podremos utilizar cualquiera de nuestros dispositivos de consumo para acceder a ellos vía streaming.

Comparativa NAS Intro 4

Podremos instalar gran cantidad de aplicaciones de todo tipo en nuestro NAS ejemplo de imagen Synology

Un paso más allá

Si bien el objetivo principal de los dispositivos analizados es el almacenamiento y distribución de ficheros, algunos de ellos ofrecen más posibilidades. Al fin y al cabo, hablamos de ordenadores con unas especificaciones técnicas modestas, una gran capacidad de almacenamiento y con un sistema operativo orientado a una tarea muy concreta.

Muchas veces este sistema es una versión recortada de Linux, por lo que, en teoría, está capacitado para realizar cualquier tipo de tareas. Algunas compañías como Synology aprovechan estas capacidades hasta sus límites, permitiéndonos utilizar nuestro NAS para tareas de casi todo tipo. Una de las más interesantes es el uso como gestor de descargas, opción también ofrecida por Freecom y su cliente BitTorrent.

Otros fabricantes no nos permiten explotar tantas opciones en sus aparatos, pero siempre existen entusiastas en la Red con los conocimientos necesarios para explotar sus posibilidades hasta el extremo, tal es el caso de Netgear y la comunidad Open Stora, generada alrededor de su disco Stora.

Aplicaciones para los móviles

Comparativa NAS Intro 5

El uso que hacemos de nuestros teléfonos móviles es cada vez más parecido al del ordenador personal. Por ello, resulta indispensable tener la posibilidad de acceder a toda nuestra información desde estos. El problema radica en que, debido a la variedad de sistemas operativos móviles, necesitaremos una aplicación específica para esta tarea.

Los usuarios más afortunados son los que poseen un teléfono Apple, ya que la práctica totalidad de fabricantes ofrecen aplicaciones nativas para el mismo. En un sorprendente segundo lugar, nos encontramos con Windows Phone, que parece estar apostando fuerte por su plataforma de aplicaciones. Finalmente, se posicionan algunas aplicaciones para Android, mientras que los usuarios de BlackBerry son los más olvidados.

De entre todos los fabricantes representados en esta comparativa, destaca Freecom, que ofrece versiones para todas las plataformas móviles, gracias a su alianza con el servicio Tonido.

Conoce las pruebas realizadas en Laboratorio

A la hora de poner a prueba los discos NAS para realizar esta comparativa, ha sido importante que la conexión entre cada unidad y nuestro ordenador de referencia fuera lo más rápida posible. Por ello, para las pruebas, hemos utilizado un switch Gigabit Ethernet, que hiciera de intermediario entre la máquina y los ocho discos, mientras que para la conexión al mismo se han empleado cables de red de Cat-6, que cumplen con los requisitos precisos para lograr una óptima transferencia de datos.

Lectura y escritura

La prueba de fuego para los discos de red es aquella que proporciona la velocidad de transferencia, tanto de lectura como de escritura. Eso sí, hay que tener en cuenta que, en aquellos dispositivos con dos discos, podemos esperar unas velocidades mayores, dependiendo del tipo de RAID seleccionada.

Comparativa NAS Pruebas 2

Para los distintos tests, se ha utilizado un ordenador que tiene instalados dos discos duros. En el primario se encuentra emplazado el sistema operativo, mientras que la unidad secundaria es la utilizada para todas las operaciones de lectura y escritura, con el fin de evitar cualquier interferencia con el uso del sistema operativo. Este segundo disco es un SSD Intel X25-M con 80 Gbytes de capacidad, que, gracias a sus especificaciones, impide que se produzca un cuello de botella, al tiempo que facilita que las mediciones de velocidad sean lo más fieles posibles.

Comparativa NAS Pruebas 3

Programa de pruebas

Comparativa NAS Pruebas 1

Para realizar las pruebas, hemos utilizado el programa NAS Performance Tester, que se encarga de leer y escribir en el disco en forma de paquetes, calculando la velocidad obtenida. En concreto, se han utilizado paquetes de diferentes tamaños: 100 Mbytes, 500 Mbytes y 1 Gbyte. Por su parte, el resultado de las pruebas es la media obtenida en las distintas iteraciones.

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook