Anécdotas, Historia, Recuerdos y lo que no sabias del Chavo del Ocho 8

el chavo
El Chavo del 8 es una serie de televisión cómica creada por Roberto Gómez Bolaños, producida por Televisión de México (más tarde, Televisa) y emitida por primera vez el 20 de junio de 1971 en el 8.


El programa trata sobre las vivencias de un grupo de personas que habitan en una vecindad mexicana donde su protagonista, El Chavo, lleva a cabo travesuras junto con sus amigos que ocasionan malentendidos y discusiones entre los mismos vecinos, por lo general de tono cómico.

Eso, eso, eso, eso… (El Chavo)

El Chavo vive en el departamento #8 de la vecindad y comparte la vivienda con otra persona, pero tanto el departamento como la persona mencionada, nunca aparecieron en el programa.

En 1976, Pepe Ludmir viajó a México para entrevistar al elenco del Chavo del 8 como anticipó de lo que sería el estreno de la serie. La música de entrada del programa corresponde al artista Jean-Jacques Perrey y se llama “The Elephant never forgets” de su disco “Moog Indigo”. El tema está basado en la Marcha Turca de las Ruinas de Atenas de Beethoven.

Don Ramón había vivido por más de 15 años en la vecindad; lo que quiere decir es que antes si pagaba la renta puntualmente.

Aunque la Chilindrina siempre se le vió con anteojos, estos en su mayoría de capítulos no tenían el cristal.

Carlos Villagrán tenia la habilidad de inflar sus cachetes y hablar para realizar el personaje de Quico.

Asegura Rubén Aguirre que la idea del famoso “¡Ta ta ta tá!” del Profesor Jirafales, se la robó a un profesor de su niñez llamado Celayo Rodríguez; él era un viejecito que cada vez que se enojaba, hacía el “¡Ta ta ta tá!”. Rubén lo exageró un poco, pero mantenía el mismo tono. Este mismo dato fué quién definió a la ganadora del concurso de “Expertos de Chespirito” en el gran Homenaje a Chespirito.

Doña Cleotilde fue la última inquilina en alquilar un apartamento en la vecindad. Doña Florinda dió a conocer el dato en el episodio en el que aparece el señor Calvillo.

El barril del Chavo es el escondite secreto y no el lugar en el que duerme, como muchas personas creen. En varias oportunidades el Chavo aclara este dato.

En la primera versión del capítulo en que ven el albúm de fotografías, se puede ver en una pared de la casa de don Ramón, una foto en la que aparece una mujer con el vestido de novia junto con un hombre; el cual supuestamente es don Ramón con su esposa.

A la Chilindrina la llaman así porque sus pecas la asemejan a un hogaza de pan mexicano (hogaza es una pieza, pedazo, parte de…) que está espolvoreado con azúcar y que aparenta tener “pecas”.

Cuando Carlos Villagrán se alejó del elenco de Chespirito, en el capítulo en que los personajes asisten al cine para ver la película “El Chanfle”, para dar la explicación de la salida de “Quico”, doña Florinda dice que se fué a vivir con su madrina ya que puede ser mejor para su educación.

El último episodio en que apareció Quico, fue en el segundo capítulo de Acapulco, perteneciente a la temporada del año 1978.

Los zapatos que utiliza el Chavo del 8 fué un regalo que le dió la Chilindrina el día en el que el Chavo llegó por primera vez a la vecindad; estos zapatos le pertenecían a don Ramón.

El esposo de Maria Antonieta de las Nieves, Gabriel Fernández apareció en varias ocasiones en los capítulos de la escuela, actuando como un compañero más de clase. Se sentaba en el campo atrás de la Chilindrina.

Maria Antonieta de las Nieves actuó durante su embarazo.

A Chespirito le decian asi porque decian que era el “Shakespeare del humor” pero a estos no les salia pronunciar “Sheakspiere” sino “Chespir” y teniendo en cuenta la baja estatura de Roberto de Chespir quedó “Chespirito”.

El primer capítulo del programa “El Chavo del Ocho” lo transmitieron el 20 de junio de 1971.

Solamente grabaron un capítulo en el que apareció el elenco completo, éste capítulo fué en Acapulco.

La mayoría de las historias de los episodios del Chavo, transcurrían un día lunes; esto ya que su horario de transmisión original en los años 70’s era precisamente este día. En muchas bromas o situaciones particulares, los personajes daban a conocer dicho detalle, por ejemplo don Ramón al preguntarle a Quico si alguna vez había recibido un martillazo un lunes por la mañana.

La letra “CH” en los personajes creados por Roberto Gómez Bolaños fue en un principio casualidad. Primero, un director de cine le apodó “Chespirito”; luego éste empleó la palabra ¡Chanfle! y después surgió “El doctor Chapatín”; hasta ahí era casualidad. Chespirito notó esto y siguió utilizando a propósito estas letras para muchos de sus personajes.

Se llama “Chavo del Ocho” porque en el año de 1971 este programa se transmitía por Canal 8 de México; fue tanto el éxito del programa, que éste paso a otro canal de más nombre y Chespirito tuvo que buscar alguna excusa para el “8” por lo que inventó que el Chavo vivía en el departamento #8.

El programa “El Chavo del Ocho” fue visto -en promedio- por 350 millones de personas a la semana.

Cuando comenzó el personaje de la Popis interpretado por Florinda Meza, la pusieron con voz gangosa; a los pocos días un señor le dijo a Roberto Gómez que jamás volvería a ver su programa, porque su hijo tenía ese problema y ahora todos los niños se burlaban de él en la escuela. Roberto decidió desaparecer el personaje y un año después lo reincorporo con voz normal.

La presentación del programa “Chespirito” en los años 80’s, era dicha por Gabriel Fernández, esposo de María Antonieta de las Nieves “La Chilindrina”.

Un día Pelé llamo a Roberto Gómez por teléfono para hacer la película de “El Chavo”, pero Roberto no quiso llevar este personaje al cine.

Cuando don Ramón decía: “Ahora sí nos volvió a ganar Túnez”; se refería al mundial de fútbol de Argentina 1978, ya que Túnez le ganó a México 3 a 1, en la primera ronda del grupo B.

Cuando don Ramón Valdés murió, Angelines Fernández (La bruja del 71), fue la única que estuvo dos horas de pie junto al ataúd de Ramón. En todo el velorio decía: “Mi rorro, mi rorro”. Ellos eran amigos personales y ambos se quisieron mucho.

En 1973 se dió el retiro momentáneo de Maria Antonieta de las Nieves del elenco del Chavo del Ocho, ya que decidió irse a trabajar a Canal 13 de México, en un programa de variedades que ella misma conducía y que se llamaba “Pampa Pipitzin”. No tuvo mucho éxito y regresó con Chespirito.

Cuenta Carlos Villagrán, que él y Ramón Valdés tenían gran amistad, que Ramón estando muy mal de salud en un hospital conservaba aún su humor. Carlos Villagrán le dijo: “Nos vemos allá arriba en el cielo” y Ramón Valdés contestó: “No te hagas el loco, allá abajo en el infierno”.

El total de capítulos con los que cuenta el mismo Roberto Gómez Bolaños son 1278 (contando los episodios del Chavo del 8, el Chapulín Colorado, todos los entremes y los que pertenecen al programa “Chespirito”, pero no todos se pudieron salvar, algunos capítulos se perdieron con el paso de los años.

Ramón Valdés siempre llegaba tarde a las grabaciones del programa y no había forma de hacerlo trabajar. También cuenta que Ramón Valdés y “Don Ramón” tienen la misma personalidad y aunque haya hecho una personificación de científico, doctor o cualquier otra profesión, no lo hacia de la misma manera a la que hacía a don Ramón en la vecindad.

Las primeras historietas del Chavo y Chapulín Colorado, fueron impresas el sábado 30 de mayo de 1974 en México. Salían semanalmente y costaban 2 pesos mexicanos; eran vendidas en México y paises vecinos.

Estas historietas, en primera instancia era escritas por Chespirito pero más tarde por su hermano, Horacio Gómez.

La traducción al italiano del Chavo del 8 es “Cecco della Botte” y los nombres de los personajes son: “Cecco (El Chavo)”, “Sig. Bartolomeo (Don Ramón)”, “Chicco (Quico)”, “Prof. Cacciapalle”, “Chiquirita” y “La Strega del 71”.

El personaje “Ñoño” fue creado por Edgar Vivar.

Chespirito contó una anécdota, cuenta que en un viaje a Colombia con todo el elenco del programa, estaban visitando unos sitios turísticos, ellos viajaban en autobús, resulta que en un paradero se subió un niño de escasos recursos económicos a vender dulces y otras golosinas, el niño, cuenta el mismo “Chavo del Ocho”, pasaba por todos los puestos del bus, ofreciendo su mercancía, cuando éste llego al asiento donde estaba “el Chavo”, se le quedo viendo como hipnotizado, luego de un rato este niño sacó todo el dinero que tenía en los bolsillos y se lo dio al Chavo y le dijo: “toma para que te compres tu torta de jamón”; Roberto Gómez se quedo perplejo ante lo que este niño pobre acababa de hacer y él como un caballero que es, le acepto el dinero, no quiso dañarle la ilusión a este niño.

  • Chavo
  • -“Fue sin querer queriendo”
  • -“Bueno pero no se enoje”
  • “Se me chispoteó”
  • -“Eso, eso, eso, eso”
  • -“¡Ahora sí te tocó el ocho!”
  • -“Es que no me tienen paciencia”
  • -“¿Y yo qué dije? ¿Y cómo es?”
  • -“¡Zas! ¡Zas!”
  • -“¡Ahora sí te descalabro los cachetes!”

 

  • Don Ramon
  • -“¡Tooooma!”
  • -“Sí serás, sí serás”
  • -“¿Ma?, ¿pos ‘ora?”
  • -“Y no te doy otra no más porque…”
  • -“¿Qué pasó, qué pasó, vamos, ay?”
  • -“Con permisito, dijo Monchito (que se fue a tomar un cafecito)”
  • -“Yo le voy al Necaxa”

 

  • Chilindrina
  • -“Fíjate, fíjate, fíjate”
  • -“Ejé, ojó, ujú”
  • -“Lo que tienes de bruto lo tienes de bruto”
  • -“Papito lindo, mi amor”
  • -“¡Si tu, Andale!”

 

  • Quico
  • -“¡Cállate, cállate, cállate que me desespeeeeras!”
  • -“Pues me doy”
  • -“¡No me simpatizas!”
  • -“Que cosas, ¿no?”
  • -“Huesito, huesito de chabacano”
  • -“Anda di que sí, anda ¿síii?”
  • -“¡Chusma, chusma!”
  • -“¡Sale y vale!”
  • -“¿De parte de quién?”

 

  • Doña Florinda
  • -“Vámonos tesoro, no te juntes con esa chusma”
  • -“Y la próxima vez…”
  • -“¡Qué milagro que viene por acá!”
  • -“Pero no gusta pasar a tomar una tacita de café?”
  • -“¡Lo único que me faltaba!”

 

  • Señor Barriga
  • -“¡Tenía que ser el Chavo del 8!”
  • -“¡Págueme la renta!”
  • Bruja del 71
  • -“¡Roro! (sinonimo de muñeco)”
  • -“¡Yo no soy una bruja!”
  • -“¡Cuantas veces tengo que decirte que no soy una bruja”
  • -“…las que la adornan..(cuando don ramon le dice “gracias”)”
  • -“¡Papucho!”
  • -“¡Como que bruja del 71!”
  • -“No soy señora, soy una señorita.!!!!”
  • Profesor Jirafales
  • -“¡Ta, ta, ta, taaaa… ta!”
  • -“Por qué causa, motivo, razón o circunstancia”
  • -“después de usted”
  • ¿En la vecindad hay o no hay techo?

 

tenia que ser el chavo

Por ejemplo, se puede decir que no hay techo por el capítulo que trata sobre el “platillo volador”; don Ramón para engañar al Señor Barriga le dice que se fije en el cielo porque supuestamente vió OVNIS.

Pero también se puede decir que hay por el capítulo de la fiesta de la Buena Vecindad, en el que la piñata esta amarrada al supuesto techo; o bien, cuando don Ramón trabajo como fotógrafo y el Chavo acomoda un foco que se encontraba en el centro del patio de la vecindad.

Este dato acerca de si hay o no hay techo nunca lo mencionaron en la vecindad.

 

Sobre

diginota

Tu Nota Digital, Revista on-line, Internet y tecnologías con los trucos y Notas insólitas, extrañas y mucho mas...
Este cuadro no quiere decir que diginota es el autor de los post es sencillamente el autor de Diginota.com.
Sigueme la pista
en: Twitter
En Google+
Facebook